Los restaurantes más instagrameables de Barcelona

Ya no es suficiente escoger un restaurante por su comida y su atmósfera. Ahora hay que pensar en la foto que vamos a hacernos para que quede luego perfecta en Instagram. Buscar ese rincón especial y perfecto para la selfie es ya toda una ocupación para los que frecuentan los lugares de moda; por ello te proponemos una selección de restaurantes de Barcelona tan bonitos como instagrameables.

Si piensas visitar Barcelona y buscas donde ir a cenar, prepara tu smartphone porque te vamos a recomendar algunos de los restaurantes más instagrameables. Y todos tienen interiorismo de firma.

El mar del Norte, la luz del Sur

Seguro que ya has oído hablar del ultimate hit de la Ciudad Condal. Fiskebar, el restaurante de inspiración nórdica diseñado por Isern Serra, se alza en el Real Club Marítim y tiene unas vistas privilegiadas del puerto. Su interior cálido y de diseño le proporciona un ambiente relajado que se convierte en la guinda del pastel gastronómico que propone su chef Matteo Spinelli. Sin duda, es uno de los place to be en Barcelona.

El local es impresionante, sí, pero su terraza es de ensueño. Alargar la sobremesa mientras disfrutas de un agradable atardecer es obligatorio en Fiskebar.

Tarde en el museo

Los arquitectos Turull Sörensen firman el restaurante del Caixa Forum Barcelona, otro emplazamiento emblemático de la ciudad. El edificio modernista que alberga el Museo -la antigua fábrica Casa Ramona- determina también el carácter del espacio de restauración. Por ello nos quedamos con una foto del exterior, donde puede verse la antigua construcción de ladrillos rojos y el nuevo restaurante a través de las cristaleras.

Para el interior, los arquitectos han diseñado un espacio cálidamente sobrio donde reposar después de ver una exposición. En sus paredes se exhiben antiguos carteles y papeles pintados, en clara referencia a un museo.

Viejos rockeros

Si hablamos de la noche barcelonesa, este local es un clásico de la zona alta. Antigua discoteca techno, el espacio ha ido mutando en los últimos 20 años hasta convertirse en El Cinco, decorado por Lázaro Rosa-Violán.

El local cuenta con un restaurante y una zona de copas en el sótano para los que quieran alargar la noche. Además, puede cenarse en un reservado cuya decoración algo más diurna. Si te haces algún selfie, mejor que sea antes de las 12 de la noche.

Verde y rosa

De estilo mucho más desenfadado econtramos el Orvay, del interiorista Isern Serra. Todo un éxito de Instagram, no sabemos si será por su juego de tonos verde y rosa, o por la clientela millennial. En cualquier caso, esta vinoteca es una buena opción para dejarse caer y hacerse una fotos en la zona del Born.

¿El mejor ángulo? Ya lo habrás adivinado: posa delante del espejo redondo.

Graffiti a la italiana

Salimos de Barcelona para buscar restaurantes bonitos en una población cercana: El Prat. Allí se encuentra una pizzería muy especial, situada donde antes hubo una chatarrería. El restaurante pertenece a dos hermanos italianos, muy conocidos en la ciudad. Stephano y Max son dos gemelos venecianos que ofrecen cocina high-quality a low-cost. Can Pizza es un local espacioso con horno de leña visto donde se mezcla estilo industrial y tradicional de un modo muy divertido. Y las pizzas son buenísimas, damos fe.

Para el diseño del local han contado con la colaboración del estudio Lo Siento que ha trabajado la gráfica en paredes, cartas y uniformes, dotando de fuerte imagen identitaria al espacio. Una selfie delante de las grandes letras quedará perfecta en Instagram.

Mexicano exquisito

Nos vamos a otro universo culinario En el restaurante Mextizo puede degustarse una carta ‘mexditerránea’ en un ambiente de lujo  decorado con piezas de diseño.  El arquitecto Juli Capella ha escogido para la ocasión muebles de las mejores casas nacionales e internacionales, firmados por iconos del diseño de la talla de Patricia Urquiola. El resultado es un local de atmósfera elegante y exquisita, alejada de los tópicos mexicanos.

El rincón que más nos gusta es la terraza urbana del fondo, perfecta para fumadores y para selfie-adictos. Una foto en su columpio de ratán es perfecta para las redes sociales.

Un gran misterio

Esta aventura de los hermanos Adrià esta diseñada nada más y nada menos que por los arquitectos RCR, ganadores del premio Prizker del 2017. Su interior no sigue ninguna moda ni tendencia, es ciertamente todo un Enigma.

Es espacio puede resultar algo extraño con luz del día, pero los comensales lo visitan casi a oscuras. La experiencia futuro-gastronómica se desarrolla entre un juego de luces y efectos que se van sucediendo en las distintas zonas del local. Consigas o no reflejar esta experiencia, no puedes marcharte del Enigma sin llevarte tu foto.

Divertido e inigualable

Así es el restaurante Gala, que abrió en Barcelona el pasado año y ya se ha convertido en uno de los must de la ciudad. Diseñado por Quintana Partners, Gala presenta un interiorismo absolutamente único: apostando por la sostenibilidad y la reutilización de materiales, este talentoso duo ha creado un espacio original y surrealista lleno de colores, formas y tejidos tan diferentes como acertados.

Si entras en Instagram, verás que no hay persona que haya visitado Gala sin hacerse foto en su famoso tiovivo. Es, sin duda, uno de los restaurantes más bonitos y originales de Barcelona.

¿Quieres decorar tu restaurante y necesitas asesoría? También realizamos proyectos de interiorismo online para locales comerciales y oficinas. ¡Contáctanos!

, , , ,
×