¿Qué emociones provocan los colores que elegimos en decoración?

Es una realidad que los colores tienen un fuerte impacto emocional en nuestras mentes y evocan todo tipo de sensaciones. Más allá del gusto personal, los colores que elegimos en nuestra decoración son capaces no solo de transmitirnos su energía, sino de alterar nuestro estado de ánimo debido a las emociones que desprenden. En el diseño de interiores, es fundamental conocer esta relación entre colores y emociones ya que es donde pasamos gran parte de nuestro tiempo y, por lo tanto, uno de los lugares que más nos influencian.

Calma y serenidad a través del azul

Seguramente te habrás dado cuenta de que en hospitales, farmacias y apartamentos de playa es un color predominante. Esto es debido a la sensación de calma, paz, confianza y tranquilidad que transmite. El color azul es uno de los colores más utilizados en interiores, ya sea en paredes y elementos decorativos como cuadros.

Además, el color azul está relacionado con el mar y el cielo, conectando nuestra mente con las sensaciones de calma. Se aconseja, principalmente, utilizarlo en dormitorios, salones o entradas para favorecer el efecto relajante que puede transmitirnos, favoreciendo la paz y el descanso en nuestros hogares.

emociones colores decoración pared azul recibidor
Consola EIRA IB 52, de BoCubi

La espiritualidad del violeta

Tanto el violeta como el morado son colores muy especiales debido a su relación histórica con la realeza y la espiritualidad. Son tonos complicados de combinar adecuadamente, pero pueden aportar profundidad, creatividad y sensibilidad. Algunos expertos recomiendan su uso en habitaciones infantiles por las emociones positivas que puedan provocar en los más peques de la casa.

Espejo de pared Kant, de Sklum

El verde, la naturaleza en casa

Es el color por excelencia a la hora de conectarnos con la naturaleza. Nos transmite calma y frescura, y nos proporciona cierta sensación de esperanza. Sin embargo, un exceso de este color puede conectarnos con emociones negativas como los celos y la envidia. Por eso, los tonalidades exageradas del verde se suelen utilizar mayoritariamente en componentes decorativos como plantas, cuadros y ropa de cama. En cambio, los tonos más neutros o suaves pueden utilizarse tanto en paredes como en elementos protagonistas, como el sofá.

emociones de los colores en decoración recibidor verde
Consola flotante UL 13, de BoCubi

El rojo, equivalente a pasión

Sin duda, uno de los colores más intensos de toda la rueda cromática. El rojo se relaciona con emociones muy positivas como el amor, la pasión y la fuerza, pero también con el drama y la lujuria. La presencia de tonos rojos en el dormitorio favorece la intimidad y el amor, mientras que su uso en cocina y salas de estar aportan una sensación de fuerza y vitalidad. Sin embargo, y debido a su fuerza, los expertos en colores recomiendan que su uso en decoración sea comedido.

© Tomeu Canyellas, Revista Interiores

La estimulación y alegría del naranja

A medio camino entre el amarillo y el rojo, el naranja consigue transmitir -si bien con menor fuerza- prácticamente todo aquello que transmiten sus colores colindantes. Es el color ideal para cocinas, ya que estimula el apetito, y su uso en salas de juego consigue estimular la conversación. Además, gracias a su asociación con la alegría y la vitalidad, es muy común en dormitorios infantiles y juveniles.

dormitorio naranja colores decoración
Cabecero y mesitas de noche IN15, de BoCubi

El amarillo, lleno de calidez y vitalidad

El color amarillo en su tono más llamativo es un color estimulante y relacionado directamente con la alegría. Es muy común en decoración de pared, cuadros y cojines cuando queremos transmitir esa vitalidad. Sin embargo, debido a la estimulación que provoca, no es recomendable abusar de este color en dormitorios.

En su tono más suave, y gracias a su calidez, se suele utilizar en paredes para maximizar la sensación acogedora de una estancia. Es una práctica especialmente recomendable si contamos con habitaciones que no sean de un tamaño excesivo, ya que, por el contrario, podría provocar cierta sensación de pesadez en el ambiente.

Blanco, el rey de la decoración

El color blanco está ligado a términos como pureza, orden, inocencia y bondad. Es sinónimo de paz, sencillez y, por supuesto, limpieza. Además, es conocido por generar sensaciones de calma, sosiego, paz y relajación.

Es válido para cualquier estancia tanto a nivel de paredes como en muebles y decoración. Consigue agrandar visualmente las estancias y favorece la luz, así que es perfecto para espacios más pequeños. Sin embargo, es recomendable combinarlo con elementos de otros colores -ya sean en tonos vivos o neutros- para no caer en una decoración monótona y aburrida.

Aparador Arlo IB 05, de BoCubi

La elegancia del negro

Pese a las connotaciones negativas que puede tener el color negro en otros ámbitos, en decoración puede aportar una elegancia inigualable a cualquier espacio. Transmite protección, comodidad, firmeza y poder, por lo que es aconsejable utilizarlo tanto en despachos como en habitaciones y zonas comunes del hogar. Eso sí, siempre en su justa medida: abusar del color negro (especialmente en paredes) puede provocar una sensación de agobio en las personas que habitan ese espacio. Para los más susceptibles a cambios emocionales, quizá sea más adecuado utilizar tonos menos agresivos, como el antracita.

Aparador LEWIS IB 28, de BoCubi

Una elección complicada

Existen un sinfín de colores y tonalidades y muchas maneras de canalizar las emociones que desprenden, por lo que acudir a profesionales del interiorismo es la opción más sabia para acertar de lleno en tu decoración. En Decotherapy somos expertos en realizar proyectos a medida, totalmente personalizados, así que adquiere uno de nuestros Decopacks y te asesoraremos para que logres el hogar de tus sueños.

Por su parte, BoCubi es una empresa referente en España en la fabricación de muebles a medida, capaces de crear cualquier mueble, en cualquier tamaño y color para adaptarse a tus necesidades.

, , , ,
×