Can Pardalet, la casa de campo soñada por la interiorista Sandra Tarruella

by Ariadna Rousaud |21 mayo, 2020 | Blog, DECORATION, SPACES

El hermoso paisaje natural del Baix Empordà, en Gerona, inspira el interiorismo de Can Pardalet, un antiguo establo del pueblo de Rupià reconvertido en vivienda. La iglesia gótica, el casco antiguo de piedra y los campos infinitos que tanto conmovieron al gran escritor Josep Pla conforman el entorno de esta masía reformada por Sandra Tarruella Interioristas.

Foto Cris Güell

Foto Marc Morera

La famosa interiorista catalana ha dejado su huella en un proyecto donde reina la tranquilidad, la luz natural y las inmejorables vistas. Tarruella ha querido preservar la esencia de la construcción original, adaptándola a los tiempos modernos sin perder su esencia rural. Por ello, la reforma ha supuesto todo un reto, dado el estado en el que se encontraba.

Foto Marc Morera

Se optó por derribar los muros principales y abrir el espacio del salón a doble altura. De esta manera, se potenció la entrada de luz y la sensación de amplitud. Las superficies de cal, en blanco y arena, aportan un aire campestre y acogedor a la vivienda.

El techo se ha revestido de cañas entrelazadas en diagonal, gracias a la colaboración con una empresa especializada en fibras naturales y técnicas artesanales. Este material, combinado con el parqué de roble con nudos naturales de la planta superior, potencia aún más este efecto rústico buscado por la interiorista.

Foto Marc Morera

Foto Marc Morera

El tratamiento del techo, con vigas y ladrillos encalados en color arena, al igual que las paredes, completa la serie de rasgos rurales y las grandes aberturas con vistas al jardín.

Foto Marc Morera

La elección del mobiliario sigue la misma línea. Encontramos sillas y pantallas de mimbre, combinadas con tejidos naturales, alfombras de yute y taburetes de madera natural. En el comedor, contiguo a la cocina, una gran mesa de roble claro acapara la atención. En la antigua ubicación del abrevadero para los animales, ahora hay un gran mueble alargado, que va de pared a pared. Todo aderezado con detalles decorativos de lo más auténticos, desde las lámparas Cesta y TMM de Miguel Milá para Santa & Cole, hasta sombreros de paja o la silla BKF de curo negra.

Foto Cris Güell

Foto Marc Morera

El jardín exterior es otra de las maravillas de Can Pardalet. Las bugambilias y la parra trepan por la pérgola de hierro y alambre, adosada a la fachada de la vivienda. La vegetación está en concordancia con el entorno: olivos, almendros y plantas salvajes. En la parte baja encontramos la piscina, tipo balsa de reboco a la cal y cerámica. Está tratada con sal y rodeada de nísperos y más olivos.

Foto Marc Morera

Foto Marc Morera

Can Pardalet es un pequeño oasis en el que evadirse un fin de semana. Está disponible para alquilar a través de reservas@canpardalet.com

×