La primavera es el momento ideal del año para dejar entrar el color al interior de tu hogar. Al adelantar la hora, los días son más largos y las temperaturas, poco a poco, van tornándose más cálidas. Guardar las mantas de invierno, cambiar las alfombras por textiles más ligeros y relajados o introducir notas de color en la decoración son algunos de los cambios que pide el interior de tu hogar cuando empieza el buen tiempo.

En Decotherapy, esta primavera apostamos por el color del año: Peach Fuzz. Ya sea a través de piezas de diseño, mobiliario, textiles y, por supuesto, de paredes que den color y personalidad a tus rincones favoritos. Un color melocotón suave que huye de estridencias. Envolvente, cálido, sugerente y luminoso; perfecto para vestir cualquier rincón de la casa. Te contamos cómo conseguirlo.

Cambia los textiles del hogar

Una buena forma de introducir el Peach Fuzz en casa es a través de los textiles. La delicadeza soft de este color es perfecta para crear lugares de cercanía y conexión, tanto con otros como con uno mismo. Por eso, el dormitorio se presenta como el escenario ideal. Juegos de cama color melocotón que te abrazarán cada noche como esta funda nórdica disponible en Mango.

Funda nórdica en Peach Fuzz de Mango

Cambiar la pesada alfombra de invierno por otra más ligera y colorida también es un buen acierto para sumarse a la tendencia del Peach Fuzz. Este color agregará una mayor sensación de amplitud y luminosidad como demuestra la divertida colección de Ruggable para Pantone.

Colección de alfombras de Ruggable para Pantone

Todos a la mesa

Sorprende a tus invitados con una mesa que respira diseño y tendencia. Los colores maquillaje son una opción ideal para reunir a los amigos en una comida especial. Vajillas, cristalería, lozas y manteles como este que hemos fichado en Sklum.

Mantel de lino de Sklum
Vajilla en Peach Fuzz, el color del año

El mundo de los electrodomésticos también se rinde ante el color del año. La tecnología de diseño de Smeg se viste de moda para teñir las cocinas de calidez y elegancia. Por eso, han añadido a su gama 50’s style, de líneas clásicas y redondeadas, un hervidor y una tostadora de estética vintage en un sofisticado oro rosa.

Gama 50’s style de SMEG en color Oro Rosa

Piezas de diseño en Peach Fuzz

Otra forma sutil de introducir este naranja empolvado en tu hogar es a través del mobiliario y los elementos decorativos. Si tenemos las paredes en color blanco o hueso, los muebles de grandes dimensiones darán carácter al espacio mientras lo dotan de calma. Mesas de centro, cómodas, sillas, sofás o la envolvente colección Owwi de Arnau Reyna para Actiu serán el centro de todas las miradas.

Colección Owwi de Arnau Reyna para Actiu

También será un acierto asegurado incorporar el color en detalles más sutiles dentro de la decoración. El Fuzz Peach llega a cuadros, jarrones, macetas, marcos de fotos o espejos. Si buscas salpicar el interior de tu casa con esta tendencia, una de las lámparas artesanales de la ceramista Marta Bonilla o las escultóricas velas de Loewe pueden ser una opción ideal.

Lámpara artesanal de la ceramista Marta Bonilla
Velas aromáticas de Loewe en Peach Fuzz

El mobiliario de exterior también se suma a esta tendencia. Muebles de líneas limpias y diseño sencillo que resaltarán la frescura de cualquier ambiente exterior. En este sentido, The Masie apuesta por un set de jardín que combina el acero con el tejido color melocotón.

Set de jardín de The Masie que combina el acero con el tejido Peach Fuzz

Paredes a todo color

El Fuzz Peach vestirá las paredes de los interiorismos más atrevidos de calidez y elegancia. Dormitorios, salones, cuartos de baño o recibidores que rebosarán luminosidad y amplitud. Otra opción menos arriesgada y que generará un contraste más desenfadado es pintar una única pared de este tono o emplear un alicatado como la colección DIN de Konstantin Grcic para Mutina en una zona determinada.

Colección DIN de Konstantin Grcic para Mutina en Peach Fuzz
×