«Abrir los ojos un sábado por la mañana y escuchar cantar a los pájaros, salir a correr y a la vuelta desayunar una tostada de pan rico con tomate y bien de aceite, y darte después un paseo por el monte. Los placeres de la vida en el campo son el mejor plan antiestrés y hasta incluso tratamiento de belleza. De ahí que tanta gente huya de la ciudad en cuanto llega el fin de semana.»  (más…)

×